Quiénes somos

La Asociación La Xixa Teatre es una organización sin ánimo de lucro, fundada en 2010 que tiene como objetivo investigar, desarrollar y multiplicar herramientas educativas y teatrales como medio para la transformación social. Creemos que la educación a lo largo de toda la vida es la clave para caminar hacia un mundo con igualdad de oportunidades. Para ello, nos enfocamos a trabajar las siguientes temáticas, a menudo de manera entrelazada:

  • La comunicación intercultural, la inclusión social y la lucha contra el racismo, la xenofobia y todas las formas de discriminación (ie por motivos de clase social, edad, salud, etc.) desde una perspectiva interseccional;

  • Políticas de equidad / igualdad de género y diversidad sexual;

  • Cultura de paz y convivencia, ciudadanía activa, compromiso cívico y desarrollo local;

  • Patrimonio cultural inclusivo;

  • Aprendizaje a lo largo de la vida;

  • Educación escolar, abandono escolar y prevención de comportamientos de riesgo entre personas jóvenes;

  • Sostenibilidad medioambiental.

La misión de la Xixa es facilitar la creación de espacios de empoderamiento a través de Metodologías Participativas, la Psicología Orientada a Procesos y el Teatro del Oprimido para generar procesos de transformación individual y colectiva en contextos de vulnerabilidad social. Las Metodologías Participativas permiten que un grupo con intereses diversos adquiera un papel protagonista en el análisis de su propia realidad y en la toma de decisiones que le afectan. La Psicología Orientada a Procesos se centra en el desarrollo de un estado de conciencia; es decir, ayuda a las personas y grupos a tomar conciencia sobre cómo perciben y viven sus experiencias, y les da herramientas para aprender a cambiar su enfoque. El Teatro del Oprimido pone el teatro al servicio de la educación y el empoderamiento colectivo. Realizamos talleres para varios grupos, formación de formadores / as y acciones artísticas a escala local e internacional. Somos un grupo multidisciplinar y multicultural de colaboradores / as, formados / as en el ámbito de las ciencias sociales, la pedagogía y las artes. La diversidad de nuestro equipo enriquece nuestro trabajo social y creativo, y nos mantiene en permanente aprendizaje.

5D4_5830.jpg
5D4_5374.jpg

El equipo

 
Meritxell Martínez.png
Meritxell Martinez Bellafont

Facilitadora certificada en Psicología Orientada a Procesos, experta en procesos de Desarrollo Comunitario participativos, en Teatro del Oprimido y en Teatro Foro Intercultural. Licenciada en Educación Social y en Economía. Codirectora y Cofundadora de la Asociación La Xixa, donde Trabaja como facilitadora de acompañamientos individuales, facilitadora de grupos, formadora, Curinga y realiza tareas de dirección y coordinación para más de 25 proyectos locales, nacionales e internacionales.

Adrián Crescini.jpg
Adrián Crescini

Soy un buscador y un experimentador comprometido con la vida. Con los años, he experimentado la Diversidad en diferentes dimensiones en mí mismo. El mito personal que me acompaña es "Saltar la zanja", el sueño que me ha perseguido a lo largo de la vida en que me despierto justo cuando estoy en el aire ... saltando, sin saber si llegaré al otro lado. Desde muy joven, me hice amigo del teatro, la psicología, la educación y otras herramientas que me ayudan en mi autoconocimiento y compromiso con mis ideales, dándome el impulso de saltar. He aplicado estas herramientas y temáticas diferentes formatos, escuelas y profesores. Soy argentino (de Mendoza) y vivo en la magnífica ciudad de Barcelona, en Cataluña. Con los años me he convertido en un "Experto" en el Método de Teatro de los Oprimidos por Augusto Boal, un "Estudiante comprometido" del Trabajo de Procesos de Arnold Mindell y un "Trabajador inquieto" por la igualdad de derechos y oportunidades. Me dedico a acompañar grupos de debate ciudadano basado en los principios de la "Democracia profunda" y me dedico a acompañar a las personas en la búsqueda de su camino.

foto_Ana_Compressed.jpg
Ana Fernández-Aballí Altamirano

Especialista en comunicación estratégica, comunicación participativa, comunicación intercultural, y publicidad y relaciones públicas para el tercer sector social. Licenciada en Economía por la Universidad de Salamanca (2009), Master en Diseño y Comunicación (2010) y Doctora en Comunicación Social (2016) por la Universidad Pompeu Fabra, donde trabajó como docente e investigadora. Actualmente trabaja como coordinadora de comunicación y de investigaciones en la Asociación La Xixa Teatre. Ha trabajado como Project Manager en proyectos locales, nacionales y europeos para la generación de contenido teatral, audiovisual y mediático, con instituciones como Casa Asia, Plataformas de Afectados por la Hipoteca, Cerramos a los CIES, Asociación de Vecinos de Ciutat Meridiana , Ayuntamiento de Barcelona - Plan de Interculturalidad, Instituto Cristóbal Colón, Fundación El Umbral, Citilab Cornellà, Mescladís, entre otros ayuntamientos, colegios públicos y centros cívicos de Barcelona. Ha publicado varios artículos sobre sus temas de investigación. Ha vivido en Barcelona, Caracas, Quito, Salamanca y actualmente reside en La Habana.

Daniela Eletti

Soñadora, viajera y apasionada por la educación no formal, es licenciada en Relaciones Internacionales y ha realizado su postgrado en Organizaciones Internacionales y Derechos Humanos entre Italia y Estados Unidos. Ha vivido en Italia (su tierra nativa), los Estados Unidos e Inglaterra, antes de llegar a Barcelona, donde llevó a cabo un proyecto de SVE de larga duración y ha trabajado como monitora de actividades de tiempo libre infantil y juvenil, Project Manager y formadora en derechos humanos e interculturalidad a varias ONGs. Actualmente trabaja como Project Manager de proyectos europeos a la Asociación La Xixa Teatre.

6.jpg
1.jpg
4.jpg
2.jpg

Colaboramos con

3.jpg
7.jpg
9.jpg
8.jpg
10.jpg
 

Metodología

La Xixa Teatre trabaja a partir de la unión de tres metodologías: el Teatro de los y las Oprimidas (TO), el Trabajo de Procesos, y la Educación Popular y la Investigación-Acción Participativa (IAP). Estas tres metodologías tienen elementos en común (son críticas en la medida en que cuestionan las relaciones de poder, son participativas, ofrecen marcos de creación de conocimiento, trabajan a partir de procesos de cíclicos de toma de conciencia y están orientadas hacia la transformación social a favor de un mundo más justo). A su vez, estas tres metodologías ofrecen herramientas diversas que se complementan. A continuación detallamos de manera esquemática los tres métodos.

Referente principal: Arnold y Amy Mindell

El Trabajo de Procesos (TP) o la Psicología Orientada a Procesos (POP) ofrece un modelo que integra y utiliza contribuciones de diversas disciplinas para facililtar la transformación y el crecimiento tanto individual como colectivo. Su metodología se aplica en diferentes áreas: desarrollo comunitario y organizacional, capacitación en diversidad y liderazgo, psicoterapia individual y familiar, consultoría en relaciones y facilitación grupal.

El Trabajo de Procesos se centra básicamente en desarrollar un estado de conciencia; es decir, ayudar a las personas y los grupos a darse cuenta de cómo perciben y viven sus experiencias, aprender a cambiar su enfoque y descubrir la indormació que no notan o que marginan, y que limita su capacidad de respuesta. Gran parte de la información que necesitamos para transformar / y crecer, no es percibida porque es un reto para nuestra conciencia ordinaria. Sin darnos cuenta, marginamos ciertos aspectos -que llamamos subjectius- de nuestra experiencia cotidiana: emociones, deseos, sueños, intuiciones, fantasías, estados de ánimo, etc., porque entran en conflicto con nuestro sistema de creencias básico o con la cultura dominante a la que pertenecemos. Por tanto, no nos permitimos sentir o hablar de experiencias que están fuera del margen de nuestra conciencia ordinaria y poder percibir señales e información de una realidad no ordinaria. Afortunadamente, lo que marginamos no desaparece, sólo toma caminos diferentes para manifestarse y ser tomado en cuenta, ya sea a nivel personal o colectivo. La información -al igual que la energía- no se crea ni se pierde, sólo se transforma; generalmente toma la forma de algo que no atrae o nos perturba. Los síntomas corporales y enfermedades, las tendencias adictivas y adicciones, los sueños o deseos imposibles, los accidentes repentinos, los problemas de relación, malos estados de ánimo cambiantes o difíciles, los conflictos grupales, las tensiones mundiales, etc. tienen un "por qué" aunque su significado o valor no sea comprensible inicialmente. El TP consiste en, por un lado, el aprendizaje cognitivo (teorías, métodos y estructuras) y, al mismo tiempo, requiere un profundo trabajo interno y una actidud "espiritual" que nos permita aprovechar incluso los peores problemas y las situaciones más polarizadas como oportunidades para despertar los grandes dones de las personas. El TP nos enseña a conecta con nuestro ser más profundo y aprender a fluir creativamente en medio de circunstancias extremas.

Texto extraído de aquí.

Referente principal: Paulo Freire


La educación popular es una filosofía y una pedagogía basada en el concepto de educación liberalizadora de Paulo Freire en la que:

a) Todos los agentes son susceptibles de enseñar y de aprender.

b) Todos los agentes son dueños de algún conocimiento.

c) Todos los agentes son sujetos del proceso y nunca objetos del proceso.

d) Todos los agentes tienen el mismo derecho a hablar y ser escuchados.

e) Todos los agentes tienen el mismo derecho a proponer problemas, opciones, contenidos y soluciones.

La investigación-acción participativa (IAP) consolida esta forma de enseñar-aprender en un método de creación de conocimiento. La educación popular y la IAP analizan como, en los contextos sociales, los hombres y las mujeres pierden su humanización a través de la no reflexión de las situaciones de poder, y por lo tanto pierden su capacidad innata para la transformación (Freire , 1973). Los sujetos que participan en estos procesos son generadores de conocimiento y agentes de transformación simultáneamente.

La educación popular y la IAP se basan en un ciclo de concienciación mediante el cual reflexionamos-actuamos-reflexionemos para tomar conciencia cultural, conciencia dialógica y conciencia sobre las estructuras de poder.

Personas que influenciaron el desarrollo de la educación popular y la IAP.

Referente principal: Augusto Boal

El Teatro del Oprimido desarrollado en la década de los setenta por el dramaturgo brasileño Augusto Boal ha constituido una de las principales herramientas de la comunicación participativa y para los movimientos de educación popular latinoamericanos. A diferencia de muchas vertientes del teatro social, el Teatro del Oprimido (TO) es un teatro político. Es un ensayo colectivo de emancipación. Basado en la epistemología de la Pedagogía del Oprimido, el TO permite analizar mediante el teatro los abusos de poder perpetrados y perpetuados de forma sistémica a nuestras micro-estructuras cotidianas. Esta metodología consta de varias herramientas: Teatro Imagen, Teatro Foro, Teatro Legislativo, El Arco-Iris del Deseo, Teatro Invisible y Teatro Periodístico. El TO utiliza juegos teatrales para des-mecanizar nuestras percepciones, haciéndonos conscientes de nuestros filtros culturales mediante la explicitación y colectivización de nuestros propios conflictos y experiencias. La colectivización de las problemáticas individuales, y posterior extrapolación a una historia grupal, permite buscar alternativas colectivas a situaciones que suelen resultar de difícil solución desde una postura individual.

El Teatro Foro es la principal herramienta de la metodología. En el Teatro Foro, los actores y actrices desarrollan una pieza de teatro corta basada en la colectivización de las propias experiencias de los actores y actrices, o auto-activistas. Esta pieza se compone principalmente de diversas caracterizaciones: el / la oprimida, el / la opresora, los / las aliadas y el / la Curinga. El Curinga es el personaje que interactúa con el público, es decir, con los espectactors y espectactrius. El postulado de la pieza es que el / la oprimida siempre tiene capacidad de acción para enfrentar al opresor / a. En el momento de mayor conflicto, el Joker o Curinga detiene la pieza. Mediante el diálogo abierto por parte del público se proponen alternativas para intentar solucionar el conflicto en escena. El Curinga entonces invita al espectactor o el espectactriu sustituir uno de los personajes en escena. Se prueban tantas alternativas como propuestas surjan.

Texto extraído de aquí .

Fuente: Fernández-Aballí, Ana. Esquema desarrollado a partir de textos de Paulo Freire.